El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, presentó este miércoles la Estrategia Nacional para el Desarrollo Integral de la Primera Infancia, la cual promueve la participación articulada entre la familia, el Estado y la sociedad, para garantizar oportunidades de desarrollo de la niñez.

“La presentación de la Estrategia Nacional para el Desarrollo Integral de la Primera Infancia, tiene un significado especial, porque está dedicada a la parte más valiosa de la sociedad, las niñas y niños de nuestro país”, expresó el presidente Sánchez Cerén.

“La Estrategia es un triunfo para la niñez salvadoreña, para la familia, la sociedad, y un importante avance en cuanto a la reivindicación de sus derechos”, agregó el mandatario.

Para el gobernante, el desarrollo integral de niñas y niños en su primera infancia tiene que ser siempre una prioridad para el Estado salvadoreño, ya que las habilidades que se desarrollan a lo largo de la vida se basan en las capacidades adquiridas durante esa etapa de la vida.

“Honrar y hacer valer los derechos de la niñez es una de las prioridades que deben unirnos como una sociedad que trabaja por su presente y un mejor futuro con dignidad y esperanza”, puntualizó el jefe de Estado.

Esta Estrategia tiene como objetivo principal garantizar las oportunidades para el desarrollo integral de niñas y niños, desde la gestación hasta cumplir los 9 años, en un marco de derechos.

La estrategia promueve la participación articulada entre la familia, el Estado y la sociedad para garantizar oportunidades de desarrollo de la niñez desde su gestación hasta los nueve años de edad.

Un componente importante de esta Estrategia es la facilitación de mecanismos que permiten implementar planes, programas, proyectos y acciones entre el Estado, la familia y la sociedad; con la finalidad de que toda niña y niño pueda desarrollarse de acuerdo con su edad, contexto y condición.

La niñez es una de las poblaciones más vulnerables de este país, por esa razón la estrategia contempla una hoja de ruta que determina los servicios y atenciones universales y de calidad que deben ser ofrecidos a las niñas, niños y a sus familias, y establece además las conexiones para garantizar dichos servicios de forma focalizada cuando se encuentran en condiciones de vulnerabilidad.

El diseño de la Estrategia Nacional para el Desarrollo Integral de la Primera Infancia constituye una apuesta de gestión intersectorial para generar un proceso de transformación y cambio social a mediano y largo plazo, que cuenta con la participación activa del Comité Técnico Nacional de Primera Infancia.